Desde el que la tire a la basura al que la use para poner papeles en el fondo de la jaula del loro, desde el que la lea con fervor al que viva de ella… Los extremos en el mundo de la publicidad y el #marketing están a la orden del día.

En su página en Facebook, José Rodríguez Sansó, BySansó, recoge un uso más de los posibles de la publicidad: vivir de los rendimientos usando como soporte tu propia casa. Ya, está claro: esto no es una novedad. Lo nuevo radica en qué tipo de soporte se trata y quién habita la casa: son viviendas en bloques o contenedores que se ofrecen a las personas que no tienen hogar.  En sus muros se ofrece el cartel publicitario de cuyos rendimientos participan los ‘homeless’ para costear su techo y dejar de serlo.

Un ejemplo más de cómo el mundo de la publicidad puede superar cualquier ficción.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Campos requeridos están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit